22 enero 2020

Tipos de autores


Autoría responsable, principal, correspondiente y contribuyente. Requisitos de autoría.



Frecuentemente a RED nos llegan artículos en los que un autor de reconocido prestigio acompaña, como coautor, a otro u otros que o bien son investigadores noveles, o bien están en alguna investigación seminal, pero que lo hacen en todo caso con una reputación sensiblemente menor y frecuentemente como parte de su aprendizaje o en el proceso de adquisición de expertise investigadora. Eso está bien, forma parte de la naturaleza y de la misión de la Academia. Pero tiene sus contrapartes. El investigador maestro tiene que aportar contribuciones sustanciales a la concepción o al diseño de la obra; También tiene que contribuir a la investigación conociendo y supervisando el diseño de la recogida, análisis o interpretación de datos para el trabajo; tiene que conocer la redacción del documento que se elabora y revisarlo críticamente para determinar cuál es el contenido intelectual relevante y cual no; Por último, tiene que dar la aprobación final de la versión que se publicará. En definitiva, es el responsable de todos los aspectos del trabajo y el que garantiza que todas las cuestiones relacionadas con la precisión o integridad de cualquier parte del trabajo se investiguen y resuelvan adecuadamente.

Esto es importante de cara al editor y de cara a la comunidad científica, que de esta forma ven avalada con su presencia la excelencia del trabajo. Es una ventaja y un atajo con respecto a una fase que es importante en el flujo investigador: el aseguramiento con una trayectoria de trabajo y de investigación. Se le conoce habitualmente como reputación. Y es equivalente al papel que en otras actividades juega la marca.

Por eso la decisión que vamos a tomar, y a incluir en las normas, es que a partir de ahora RED reconoce esa singularidad del autor que, en otras publicaciones y en otros medios, como son agencias de estandarización, APA y en las guías de las editoriales, se conoce como Responsible Authorship (American Psychological Association, 2020a), para distinguir del Principal Author (APA, 2020b) o autor con aportación más relevante, y del Corresponding Author (Charleword Author Services, 2019), el que tiene las atribuciones de comunicación con el editor.

De esta forma en lo sucesivo a este autor lo llamaremos Autor responsable (Responsible author). Que, como después veremos, no tiene por qué coincidir con el autor principal, siendo éste el que contribuye con la aportación más importante, y por tanto el que, a falta de autor responsable, será el que ocupará el primer lugar.

En definitiva, para poner en valor editorial esa reputación personal, el Responsible Author ocupará el primer lugar entre los investigadores que firman la publicación. En la idea de que con ello también se benefician el resto de los autores, no sólo en su visibilidad y citación, sino como un valor añadido a las funciones que hemos señalado.

El autor responsable será pues el autor que, cumpliendo lo anterior, eventualmente proponga RED de entre los incluidos en el artículo, o el que el editor invite como autor de una contribución destacada y entonces él, a su vez, proponga otros coautores. En cualquier caso, debe ser aceptado por todos los autores. Otra figura distinta, que puede coexistir con él en la misma publicación, es el corresponding author  (Charlesworth, 2019) ---figura que después desarrollamos---, que será propuesto por los autores, en caso de haber varios,  y así consignado en los metadatos que se formalizan cuando se envía el manuscrito. Este rol se supone que es consensuado entre todos, y quien lo detenta no tiene por qué ir en primer lugar

Responsible author.-


El autor responsable asume la responsabilidad de la publicación, asegurándose de que los datos sean precisos, que todos los autores contribuyentes que figuren como tales hayan sido acreditados, de que todos los autores hayan dado su aprobación al borrador final; y por último es el que maneja las respuestas a las consultas después de la publicación del manuscrito.  

El autor responsable 
  • tiene que aportar contribuciones sustanciales a la concepción o al diseño de la obra y supervisar las del resto de autores; 
  • tiene que contribuir a la investigación conociendo y supervisando el diseño de la recogida, análisis o interpretación de datos para el trabajo; 
  • tiene que conocer la redacción del documento que se elabora y revisarlo críticamente para determinar cuál es el contenido intelectual relevante y cual no; 
  • Por último, tiene que dar la aprobación final de la versión que se presenta y que se publica.


En definitiva, es el responsable de todos los aspectos del trabajo y el que garantiza que todas las cuestiones relacionadas con el rigor y la integridad de cualquier parte del trabajo se investigue y se resuelva adecuadamente.

Aparece citado en primer lugar.

Principal Author (APA, 2020b)


Según veremos después, el criterio de ordenación de los autores es por relevancia de su aportación. Coherentemente con ello el autor principal es el autor cuya aportación sea la más relevante. Por tanto, la autoría principal y otros tipos de créditos en la publicación reflejan con precisión las contribuciones científicas o profesionales relativas de las personas involucradas, independientemente de su estado relativo o de su posición académica en la facultad. La mera posesión de un puesto institucional, como el de jefe de departamento, no justifica un crédito mayor de autoría. Las contribuciones menores a la investigación, o de otro tipo que no sea la propia contribución, se reconocen adecuadamente de otra forma, como son notas al pie o una declaración introductoria. 

Excepto en circunstancias excepcionales, un estudiante debe figurar como autor principal en cualquier artículo de autor múltiple que se base sustancialmente en su tesis doctoral. 


Corresponding autor (Charlesword, 2019 ) Autor correspondiente.-


Un autor correspondiente es la persona que, cuando trabaja en un artículo con varios autores, asume la responsabilidad principal de comunicarse con la revista en la que tiene la intención de publicar. Se comunican con la revista durante el envío del manuscrito, la revisión por pares y el proceso de la eventual publicación, mientras se asegura Se cumplen los requisitos administrativos de la revista. El autor correspondiente suele estar disponible durante todo el proceso para responder a las consultas editoriales. También deben estar disponibles después de la publicación para responder a las críticas del trabajo, cualquier pregunta que surja y para cooperar con las solicitudes de datos o información adicional.

El autor correspondiente es:
  • Responsable del manuscrito en todas las fases y de su avance en todo el proceso de publicación.
  • El "cronometrador" durante cada fase del proceso de publicación. Quien vela por que se cumplan los plazos.
  • El contacto principal entre la revista y todos los demás autores del artículo.
  • Responsable de garantizar que todos los autores hayan revisado y aprobado la versión final del manuscrito antes de enviarlo y antes de maquetarlo.
  • La persona que carga el manuscrito en el sitio de presentación en línea, o lo envía a la revista para iniciar el flujo de edición.
  • Responsable de distribuir las comunicaciones de la revista (por ejemplo, cartas de decisión, informes de los revisores, etc).

Siempre hay un autor correspondiente.

Aparece como tal en los metadatos cuando se envía la submission.

No necesariamente aparece citado en primer lugar.

Esta información está obtenida en su mayor parte de Charleword Author Services (2019)  y de ICMJE International Committee of Medical Journal Editors (2020)

Autor contribuyente o autor.-


Ha de cumplir los cuatro requisitos siguientes que el ICMJE (2020) recomienda y que RED establece:

  • Realizar contribuciones sustanciales a la concepción o diseño de la obra; o la adquisición, análisis o interpretación de datos para el trabajo; 
  • Participar en la redacción del trabajo o revisar críticamente el contenido intelectual determinante de los objetivos de la obra, para lo cual los ha de conocer en profundidad; 
  • Aprobar la versión final de la versión que se publicará, de la cual es responsable en su totalidad; 
  • Suscribir el acuerdo de ser responsable de todos los aspectos del trabajo, para garantizar que las cuestiones relacionadas con el rigor, la precisión o la integridad de cualquier parte del trabajo se hayan investigado y resuelto adecuadamente y con su conformidad.


Además de ser responsable de las partes del trabajo que ha realizado, el autor debe poder identificar qué coautores son responsables en la ejecución y redacción de las otras partes específicas del trabajo. Además, el autor deben acreditar tener confianza en la integridad de las contribuciones de sus coautores. La responsabilidad que se derive de los resultados de la investigación es compartida.

Todos aquellos designados como autores deben cumplir con los cuatro criterios de autoría, y todos los que cumplen con los cuatro criterios deben ser identificados como autores. Los que no cumplan con los cuatro criterios deben ser reconocidos igualmente. Estos criterios de autoría están destinados a reservar el estado de autoría para aquellos que merecen crédito y pueden asumir la responsabilidad del trabajo. Los criterios no están destinados a ser utilizados como un medio para descalificar a los colegas de la autoría que de otro modo cumplan con los criterios de autoría al negarles la oportunidad de cumplir con los criterios n.° 2 o 3. Por lo tanto, todas las personas que cumplan con el primer criterio deberían tener la oportunidad de participar en la revisión, redacción y aprobación final del manuscrito.

Las personas que llevan a cabo el trabajo son responsables de identificar quién cumple con estos criterios e idealmente deberían hacerlo cuando planifiquen el trabajo, haciendo modificaciones según sea apropiado a medida que avance el trabajo. Alentamos la colaboración y la coautoría con colegas en los lugares donde se realiza la investigación. Es responsabilidad colectiva de los autores, no de la revista a la que se envía el trabajo, determinar que todas las personas nombradas como autores cumplan con los cuatro criterios; No corresponde a los editores de revistas determinar quién califica o no para la autoría o arbitrar conflictos de autoría. Si no se puede llegar a un acuerdo sobre quién califica para la autoría, se debe pedir a las instituciones donde se realizó el trabajo, no al editor de la revista, que investiguen. Los criterios utilizados para determinar el orden en que los autores se enumeran en la edición en línea pueden variar, y el grupo de autores debe decidirlos colectivamente y no los editores. Si los autores solicitan la eliminación o la adición de un autor después de la presentación o publicación del manuscrito, los editores de la revista deben pedir una explicación y una declaración del acuerdo firmada, para el cambio solicitado de todos los autores, de su orden y del autor que se elimine o que se agregue.


Contribuyentes no autores. Colaboradores.-

Los contribuyentes que cumplen con menos de los 4 criterios anteriores para la autoría no deben figurar como autores, pero deben ser reconocidos. Ejemplos de actividades que por sí solas (sin otras contribuciones) no califican a un contribuyente para la autoría son la adquisición de fondos; supervisión general de un grupo de investigación o apoyo administrativo general; y asistencia de redacción, edición técnica, edición de idiomas y corrección de pruebas. Aquellos cuyas contribuciones no justifiquen la autoría pueden ser reconocidos individualmente o juntos como un grupo bajo un solo título (por ejemplo, "Investigadores de campo" o "Investigadores participantes"), y sus contribuciones deben especificarse (por ejemplo, "sirvieron como asesores científicos", " revisó críticamente la propuesta de estudio, "recopilación de datos" (Elaborado a partir de ICMJ)

Estos deben ser nombrados en la sección "Agradecimientos" del documento. En ella se incluirán, en su caso:
  • Personas que brindaron asistencia técnica
  • Personas que discutieron ideas con autores y le dieron consejos
  • Cualquiera que lea los primeros borradores del documento y haya dado consejos
  • Las personas que fueron el sujeto del estudio. 
  • Fuentes de financiación (esto es cada vez más importante, especialmente para 'acceso abierto').


Eventualmente la revista requerirá un permiso por escrito de los colaboradores para que se incluyan sus nombres en el artículo (Charleword Author Services, 17 De Octubre De 2019).

Orden de los autores

En función de todo lo dicho, el orden de los autores quedará determinado por los siguientes criterios:

  • Si hay autor responsable o de referencia aparece en primer lugar en los lugares donde aparezcan públicamente los autores.
  • El autor principal aparece en el primer lugar si no hay autor responsable.
  • Los nombres estarán en orden de mayor a menor importancia de la contribución (Charlesworth, 2019). Es decir, en orden descendiente en función de la importancia o relevancia de la contribución, incluyendo al autor correspondiente. Este orden lo proponen los autores y se incluye en los metadatos.


Número de autores.-


En las normas actuales de RED se dice en el apartado de “indicaciones para los autores”, punto 3:
La extensión máxima de los trabajos no deberá exceder las 40 páginas ni tener menos de 10 por autor.
Es decir, se entiende que como promedio cada autor debe contribuir con diez páginas. En realidad, algo menos porque con 11 páginas ya se pueden incluir dos autores. La razón era tener un apoyo para evitar determinados abusos que se pudieran producir y no demostrar, como por ejemplo la adición de un autor que no hubiera participado en la investigación, o para realizar favores recíprocos. A veces a los editores nos llegan denuncias basadas en la inconsistencia de líneas de investigación de ciertos autores.

Con posterioridad, esta norma ha causado dificultades de aplicación.

Como al final, y consistentemente con lo dicho en los apartados anteriores, se trata de un criterio basado en los factores de relevancia que se resumen en los cuatro requisitos citados y aceptados por las agencias, de confianza del resto de autores y de la reputación del autor responsable, en caso de exista, trataremos de garantizarlo de forma efectiva basándonos en criterios más detallados.

De esta manera en lo sucesivo se aceptará como un número aceptable de autores si dicho número cumple la norma. Para ese caso no se exigirá ningún requisito adicional.

Tampoco se excluirán los artículos que no la cumplan, ni se les pedirá que cambien el número de autores ni de páginas.

En esos casos se les pedirá a los autores una declaración adicional en forma de cuestionario que suscriben nominalmente. En el cual describirán detalladamente cuáles son sus aportaciones en los apartados que se derivan de los cuatro requisitos y su aceptación de las aportaciones y de cumplimiento de los requisitos por cada uno de los autores restantes.

En una publicación posterior daremos a conocer el cuestionario con la redacción que se ofrece a los autores.


Referencias.-


American Psychological Association (2020a) Publication Practices & Responsible Authorship. https://www.apa.org/research/responsible/publication/

American Psychological Association (2020b) Tips for Determining Authorship Credit. https://www.apa.org/science/leadership/students/authorship-paper

Charleword Author Services (17 De Octubre De 2019) Authorship, and the role of the ‘corresponding author’.  https://www.cwauthors.com/article/CorrespondingAuthor

International Committee of Medical Journal Editors (2020). Defining the Role of Authors and Contributors. http://icmje.org/recommendations/browse/roles-and-responsibilities/defining-the-role-of-authors-and-contributors.html#two





03 enero 2020

Lo que entendemos por teoría educativa ¿es realmente teoría educativa?


Miguel Zapata Ros, enero de 2020

Próximamente la revista RED, de la cual me cabe el privilegio de ser el editor, va a publicar un número especia dedicado a Theories of learning and instructional theory for digital education. En él van a participar autores de primera línea internacional en el tema, como Charles M. Reigeluth, Richard West, Drew Polly, Lisa Marie Blaschke y Michael K. Barbour entre otros.
Revisando la producción de este último he encontrado este interesante artículo Research and Practice in K-12 Online Learning: A Review of Open Access Literature. En él se puede leer:
Hasta la fecha, la cantidad de evidencia de investigación en publicaciones de revistas arbitradas y documentos de conferencias arbitradas en el campo de la educación virtual es limitada (DiPietro, Ferdig, Black y Preston, 2008). Gran parte de la literatura publicada se basa en las experiencias personales de aquellos involucrados en la práctica de la escuela virtual; además, gran parte de la investigación está disponible solo en tesis de maestría inéditas y disertaciones doctorales. En muchos sentidos, esto es indicativo del trabajo descriptivo fundamental que a menudo precede a la experimentación en cualquier campo científico. En otras palabras, es importante saber cómo los estudiantes en las escuelas virtuales participan en su aprendizaje en este entorno antes de realizar cualquier examen riguroso de la escuela virtual.
Ahí se resume, más allá de lo que otras veces hemos dicho, la naturaleza y cómo se elabora la teoría educativa (entendiendo por tal las teorías del aprendizaje y la teoría instruccional. Es decir, cómo la gente aprende y cómo se hace para que aprenda). Una teoría sólo es comprensible como tal si está basada en una cantidad crítica de evidencias. Nos referimos obviamente a evidencias de investigación sometidas a control y con datos accesibles, que se difunden y conocen por la publicación en revistas arbitradas y documentos de conferencias arbitradas (papers) en un campo de la educación especifico. En nuestro caso se trata del campo constituido por la educación virtual y la que se ayuda con medios digitales. A partir de esa masa de investigación se intenta determinar rasgos comunes, regularidades y patrones.

Ese análisis, y la coincidencia de patrones y rasgos, relacionados, o correlacionados, con variables de intervención, organización, métodos, etc. es lo que da lugar a la definición de principios educativos. Y ulteriormente, estos conjuntos de principios organizados y sistematizados en condiciones de aplicación y con criterios de relación e interdependencia, a los que se atribuye un sentido sistémico y de validez y dotado de consistencia lógica, son lo que constituyen las teorías.

La segunda cuestión es la escasez de evidencias de investigación si juzgamos lo que aparece en publicaciones de revistas arbitradas y documentos de conferencias arbitradas en el campo de la educación virtual (DiPietro, Ferdig, Black y Preston, 2008). Naturalmente el estudio se refiere al ámbito académico internacional. Si lo proyectamos sobre España y el área hispana la escasez de evidencias homologables como investigaciones científicas es mucho mayor. La conclusión es que lo que conocemos como desarrollos teóricos carecen posiblemente de un sustento empírico.

Como tercer elemento tenemos que gran parte de la literatura publicada se basa en las experiencias personales de aquellos involucrados en la práctica de la escuela virtual; además, gran parte de la investigación está disponible solo en tesis de maestría inéditas y disertaciones doctorales. Lo cual en primer lugar establece un sesgo: Son prácticas expresamente preparadas para confirmar una tesis o para validar un proyecto. Tenemos pues pocos datos, menos aún, de casos prácticos surgidos espontáneamente de la iniciativa de maestros o profesores innovadores sin registro.
Una consecuencia lateral, pero no por ello menos importante, de lo que se dice, es que esas experiencias está fuera del circuito de las publicaciones consagradas en los circuitos académicos. Entiéndase WoS-JCR-Clarivate o Scopus-Elsevier. Están, en su caso, disponibles en Google Scholar (GS), a través de tesis de máster (TFM) o tesis doctorales (disertaciones). por tanto insistimos una vez más la necesidad de contar con bases empíricas en este sistema, más allá de JCR o Scopus. 
El artículo de Barbour es una continuación de éste pero más relevante aún si cabe, porque el que citamos es solo una revisión literaria y en el que aparecerá, en el número especial de RED, se hace un trabajo de elaboración teórica a partir de ella, con la formulación de cuatro principios teóricos. El título será algo así como Four challenges facing the virtual school: implications for the theory (Cuatro desafíos a los que se enfrenta la escuela virtual: implicaciones para la teoría). Y podrán verlo a finales de julio en RED.


02 diciembre 2019

RED cumple dieciocho años como revista científica que se publica en Internet exclusivamente desde sus comienzos

Dieciocho años separan estas dos imágenes



La Revista de Educación a Distancia nació en 2001 vinculada a los estudios propios de la Universidad de Murcia organizados, desde el Departamento de Psicología Evolutiva y de la Educación, para apoyar y difundir los materiales que se producían entonces en el seno de los citados cursos. Los temas estaban definidos por los contenidos de las distintas materias: aprendizaje en red, aprendizaje abierto y a distancia, nuevas funciones y roles docentes, característica de aprendizaje adulto y organización de la enseñanza. Es decir capacitación docente para lo que se conocía como “educación abierta y a distancia" (Open and distance learning).
Desde casi sus inicios RED se vio impelida a acoger colaboraciones de docentes e investigadores especialistas en sus temas y en temas próximos o vinculados. Esto le llevó, desde los foros de RedIris al principio y después desde las plataformas de la edición científica digital propiciadas desde CINDOC-CSIC y con el apoyo de diversas sociedades estatales, fundaciones, y proyectos europeos, a contribuir en la creación de la plataforma de edición científica digital de acceso abierto (open access) E-REVISTAS. De cuyo grupo de editores somos fundadores y formamos parte. Contribuyendo a la definición y redacción de los requisitos propios del estándar que la define. Ese sistema de estándar de edición coincide con el de DOAJ y Latindex, los cuales también suscribimos.
Actualmente RED se define como una publicación digital de naturaleza científica, en el sentido de que contribuye a la difusión de investigaciones, experiencias y reflexiones cualificadas sobre los tópicos que le son propios, y se declara como participe y defensora de los principios del acceso abierto (open access) como sistema de ideas y procedimientos para la difusión del conocimiento.
En este tiempo hemos pasado por diversos avatares. Hoy RED está indexada en SCOPUS y en la core collection de WoS Clarivate. Está en el Q2 de la lista de FECYT-ANECA y sobre todo estamos preocupados por el autoarchivo de autores, lo que se demuestra con nuestra inclusión en la opción VERDE de Sherpa-Romeo y Dulcinea. Por último nuestra revista está claramente comprometida con el manifiesto DORA.
En nuestra organización hemos pasado de un único esquema de edición a estar organizados en ocho secciones editoriales con sus correspondientes editores de sección:

Theories of learning and instructional theory for digital education

PreferenciasDocencia universitaria en enseñanza abierta y a distancia
PreferenciasRealidad aumentada y virtual en entornos educativos. Educación y ODS.
PreferenciasCompetencia digital e inclusión social
PreferenciasEducación y cultura maker
PreferenciasEducación matemática apoyada con tecnología / Math education with technology
PreferenciasPensamiento Computacional
PreferenciasReseñas

Pero sobre todo hemos dado cabida a aportaciones de indiscutible valor que en algunos casos han llevado a cambiar el marco de planteamientos pedagógicos y el de abordamientos de teorías del aprendizaje como han sido las versiones oficiales ("Official Full-Text Publications") de









Ha contribuido a difundir casos de buenas prácticas de una notable relevancia como la publicada por Pierre Lévy en  Comment j’utilise les médias sociaux dans mes cours à l’université.
Cómo utilizo la web social en mis clases de la Universidad
How I use the social web in my university
c
ourses
l’université
Cómo utilizo la web social en mis clases de la Universidad
How I use the social web in my university
c
ourses

Y sobre todo RED se ha constituido como la revista más citada en español en temas como El pensamiento computacional.


En resumen, la aplicación de Harzing Publish or Perish nos ofrece los datos más relevantes de RED a partir de lo que Google Scholar tiene registrado de la actividad en estos 18 años:






En este periodo RED tiene un indice H=49 sobre 998 papers publicados con un total de casi diez mil citas. Con casi diez citas y dos autores de media por artículo.

Solo resta pues agradecer y dar un fuerte abrazo a todos los que han colaborado y siguen colaborando con nuestra aventura diaria: A autores, revisores, editores, consejos editoriales y por supuesto a todos los que han encontrado en sus trabajos una fuente de inspiración y de continuidad para sus investigaciones o para su práctica, y así lo han hecho constar con citas y referencias. Éste es el mayor motivo de nuestra satisfacción.


El editor,

Miguel Zapata Ros.

02 octubre 2019

Theories of Learning and Instruction for Digital Education. A special Issue for RED

RED will publish a special issue dedicated to the Theories of Learning and Instruction for Education aided by technology.
We have the collaboration, as guest editor, of Richard West (Vita), of the Brigham Young University, David OMcKay School of Education.

This is the call to contributions in English and Spanish:


Theories of Learning and Instruction for Digital Education

A special Issue for Revistas de Educación a Distancia (https://revistas.um.es/red).

Special Issue Editors:     Dr. Richard E. West, Brigham Young University,
rickwest@byu.edu
Dr. Miguel Zapata Ros, Universidad de Murcia
mzapata@um.es
Deadline to submit manuscripts: January 1, 2020



Estimated Date of Publication: October, 2020.

With this special issue, we ask ourselves these questions: What are the effective theories of learning and instruction for digital, connected environments?

Types of Articles Solicited
              Articles will be published in either English and/or Spanish/Castilian, and will be openly licensed and accessible. We see the following types of articles:
-          Articles synthesizing existing theoretical work, and applying it to teaching and learning in innovative ways
-          Articles proposing new theoretical models and frameworks, based on rigorous argumentation and prior research
-          Articles showcasing how theoretical work has impacted the development of technology and pedagogy
-          Articles proposing standards and guidelines for developing strong theoretical contriutions to our field.
Publication Deadlines
-          Before January 1st, 2020 – Outlines may be submitted for feedback from the editor(s). This is not required, but may be helpful in preparing your paper.
-          January 1st, 2020 – Deadline for receiving full articles. Decisions will be provided by March 1, 2020
-          April 1st, 2020 - Revised papers received, with editorial feedback by May 15, 2020
-          June 15, 2020 - Revised papers (if more revision is needed) received; with final editorial feedback by July 15, 2020.
-          August 1, 2020 - Final copyediting and proofs approved
-          September 1st, special issue ready for publication.
-          October 1-31, special issue edition

Submission Procedures
The instructions for authors and the different types of articles can be seen at https://www.um.es/ead/red/normasRED.htm#_Toc481505682 and https://www.um.es/ead/red/normasRED.htm#_Toc481505686
Information about the Journal
The RED journal is indexed and evaluated in
And in the main international standards and repositories: https://www.um.es/ead/red/estandares.htm

Revista de Educación a Distancia is a leading journal related to online learning and technology-mediated education. With a Google Scholar h-index of 20 (h5 median of 37), it is one of the most highly cited journals in the world. This journal publishes all articles with a CC-BY license with no article processing charges.



Teorías del aprendizaje y teorías instruccionales para la educación digital

Número especial de Revistas de Educación a Distancia (https://revistas.um.es/red).

Editores:                           Dr. Richard E. West, Brigham Young University,
rickwest@byu.edu
Dr. Miguel Zapata Ros, Universidad de Murcia
mzapata@um.es
Fecha límite para enviar manuscritos: 1 de enero de 2020
Fecha estimada para la publicación: octubre de 2020.

Este número especial celebra 40 años de educación y aprendizaje asistidos por la tecnología desde la importante introducción del libro Mindstorms: Children, computers, and powerful ideas de Seymour Papert. De manera similar a como Papert fomentó el desarrollo tecnológico, pedagógico y teórico con su investigación, sabemos que las teorías del aprendizaje y la instrucción siguen siendo importantes para organizar la educación y el aprendizaje en entornos digitales y conectados. En este número especial, buscamos documentos que sigan esta tradición al mostrar cuán riguroso es el trabajo teórico esencial para el éxito de la enseñanza y el aprendizaje mediados por la tecnología.
 
Tipos de artículos solicitados
Los artículos se publicarán en inglés y/o en español, y serán de licencia abierta y accesibles. Vemos los siguientes tipos de artículos:
 
- Artículos que sintetizan el trabajo teórico existente y lo aplican a la enseñanza y al aprendizaje de formas innovadoras.
- Artículos que proponen nuevos modelos y marcos teóricos, basados ​​en una argumentación rigurosa e investigación previa.
- Artículos que muestran cómo el trabajo teórico ha impactado el desarrollo de la tecnología y la pedagogía.
- Artículos que proponen estándares y pautas para desarrollar fuertes contribuciones teóricas a nuestro campo.
 
Plazos de Publicación
- Antes del 1 de enero de 2020 - Se pueden enviar esquemas para recibir comentarios del editor. Esto no es obligatorio, pero puede ser útil para preparar su trabajo.
- 1 de enero de 2020 - Fecha límite para recibir artículos completos. Las decisiones se proporcionarán antes del 1 de marzo de 2020
- 1 de abril de 2020 - Documentos revisados ​​recibidos, con comentarios editoriales hasta el 15 de mayo de 2020
- 15 de junio de 2020 - Se reciben documentos revisados ​​(si se necesita más revisión); con retroalimentación editorial final antes del 15 de julio de 2020.
- 1 de agosto de 2020 - Edición final y pruebas aprobadas
- 1 de septiembre, número especial listo para su maquetación.
- 1 al 31 de octubre, publicación
Procedimientos de envío
Las normas y los tipos de artículos pueden verlos en  https://www.um.es/ead/red/normasRED.htm#_Toc481505682
La revista RED está indexada y evaluada en
Conviene en este punto recordar que RED, Revista de Educación a Distancia, está integrada y evaluada en Core Collection y  ESCI de la Web of Science, está integrada en el catálogo de Scopus y tiene el certificado de calidad de FECYT; además está indexada en prácticamente todos los repositorios científicos especializados. Por tanto tiene un compromiso con la calidad adicional al que ya le es característico. Consecuentemente, la revisión será especialmente minuciosa en las metodologías de investigación utilizadas y en la detección de elementos no científicos o paracientíficos. Un rasgo propio es que RED no considera como método de investigación los conocidos como self-report studies.

Revista de Educación a Distancia es una revista líder relacionada con el aprendizaje en línea y la educación mediada por la tecnología. Con un índice h de Google Scholar de 20 (mediana h5 de 37), es una de las revistas más citadas del mundo. Esta revista publica todos los artículos con una licencia CC-BY sin cargos por procesamiento de artículos.