02 mayo 2016

Nora Lizenberg

La revista RED ha cumplido recientemente 15 años y en breve aparecerá el número que hace el medio centenar, desde que el uno de diciembre de 2001 vió la luz el primer fasciculo digital. Pero si hay algo que va unido al nombre de RED, desde casi sus inicios, es la persona de Nora Lizenberg. 
Es verdad que la primera vez que aparece públicamente vinculada con los cuerpos editoriales es en el número 10, el 1 de enero de 2004. Pero desde mucho antes está con nosotros, lo primero que recuerdo es de un 22 de enero, allá por 1999, en el curso de Murcia, y de forma clave su quehacer está estrechamente ligado a esta revista. Lo mucho o lo poco que seamos se lo debemos en gran medida a Nora, que ha estado siempre de forma voluntaria trabajando incansablemente para hacer las tareas más anónimas de la edición. Ha sido la voz en inglés de la revista, en la gestión, en la batalla con Thomson-Reuters para ser indexados y que se nos viera, pero también en lo científico y en la elaboración de contenidos. A ella se deben las versiones últimas de los artículos más emblemáticos de nuestra publicación, como son los de Reigeluth, el de Grainne Conole, o los de Ashley, que aparecerán en el número 50, un especial con los artículos más señeros de RED. 

Ahora Nora nos deja, por voluntad propia y en contra de la mía como editor. Es de respetar. Pedirle más entrega sería inhumano. Lo ha dado todo. Por mucho que le agradezca y le agradezcamos sus servicios siempre nos parecerá extremadamente corto y limitado en comparación con lo que nos ha dado.

Hay dos deudas pendientes, en situaciones y por razones distintas, con Argentina, entre otras. Una es con Carlos Neri, Graciela Caplan, y Beto Melograno y la otra es con Nora Lizenberg. Espero que andando no mucho podamos hacerles un justo homenaje en su tierra.

Rebuscando en la memoria de las fotos y de las webs antiguas encontramos entrañables testimonios. El primero es una de las más antiguas intervenciones qu ese produjeron en los foros de l Red Iris, Red Académica Española, dentro del postgrado de educación a Distancia que impartíamosdesde la Universidad de Murcia, data de 1999. Así veíamos las cosas entornces:



En 2004 entró Nora al equipo de RED. Era el año que nos estrenábamos como modelo de calidad en EAD con la INTCODE, como agencia consultiva con estatus especial del Consejo Económico y Social (ECOSOC) de Naciones Unidas y allí estaba Nora:


En esos como en otros infinitos momentos Nora Lizenberg continuará con nosotros:

Por todo GRACIAS.