22 noviembre 2013

Medio millón de visitas, datos, sugerencias y un problema.

Está muy próximo a aparecer nuestro número 39, y ya se van recogiendo originales para el número 40.

Cuarenta es un número respetable que indica cierto grado de madurez pero sobre todo de persistencia y determinación de nuestra revista. Sucederá probablemente antes de marzo.

Pero hay más datos. El próximo día 1 de diciembre se cumplen doce años de existencia de RED y entramos en el año número 13 de su edición.

En la página de portada de nuestra revista, la que es en formato HTML, hay abajo casi perdido e invisible un pequeño recuadro con el contador de visitas que utilizan las webs de la Universidad de Murcia. Como nuestra edición es muy austera, por no decir pobre, no hemos cambiado el documento fuente en algunas cosas desde sus origenes, ni tan siquiera hemos utilizado versión OJS (por más que lo quisieramos y lo hayamos pedido en muchas ocasiones, pero no tenemos ayuda), todo ello ha contribuido a que se sigan contando entradas y entradas. Ahora son 490.105. Eso quiere decir que en breve tendremos MEDIO MILLÓN DE ENTRADAS. Este dato se comenta por sí mismo.

Por último, una recomendación dirigida especialmente a los autores de artículos publicados a partir de 2008:

Actualmente estamos en las métricas de Google Schoolar a un paso de dar el salto de posición en los índices h5 y h5 mediana. Y ello depende bastante de vuestros artículos. Os invito pues a que los difundáis en las redes académicas, o por cualquier otro medio, de manera que se posibilite el uso por colegas y su citación. Con ello a la par que conseguiremos una mejor posición para nuestra revista también la conseguimos para los autores que hayan publicado o vayan a publicar próximamente.

Aprovecho esta entrada y posiblemente lo haga en las siguientes para comentar un dato negativo: Tenemos una seria crisis de revisores, de falta de revisores y de revisores cualificados. 
En RED todo el trabajo es voluntario, y se reduce prácticamente al trabajo de dos personas. No citaré nombres pero hay pequeños detalles que a veces hacen dudar de las convicciones propias. Cuando nos envían originales, en las normas (Directrices de Autor . Normas para las colaboraciones. Apartado 12), se pide que el autor adjunte un compromiso de actuar como revisor, caso en que se le demande, junto con un CV abreviado, la cesión de derechos no exclusivos, etc. Esto es así y funciona, con las excepciones de que a veces se olvida y por confianza no se reclama el compromiso de revisión, pero está en las normas, y no se debiera publicar si no se cumplimenta.
Pero es el caso que recientemente un número no grande, pero sí lo suficiente para llamar la atención, de revisores se han negado a colaborar con la excusa de que tienen ocupaciones más importantes que atender. Es casualidad que fueron algunos de los autores que en su momento más insistieron para que sus trabajos, por necesidades muy decisivas e imperiosas para sus carreras fuesen publicados y lo hiciesen con premura. En ese momento sí que era importante para ellos "su" sevisión. Los editores y revisores tenían que haber tenido como primera prioridad la de evaluar "sus" artículos. Es curioso este relativismo.